“Tiempo es cerebro”: las señales para reconocer un accidente cerebrovascular

  • Los principales factores de riesgo son el tabaquismo, hipertensión arterial, obesidad, diabetes, colesterol elevado y sedentarismo. 
  • Especialistas recomiendan actuar con calma y rapidez ante un ACV, lo que podría salvar la vida de una persona o disminuir drásticamente las secuelas de esta grave enfermedad. 

Revisa la nota original aquí: https://www.portalredsalud.cl/2019/10/28/tiempo-es-cerebro-5-senales-para-reconocer-un-accidente-cerebrovascular/

Quilpué, 28 de octubre de 2019.-  El accidente cerebro vascular (ACV) produce la muerte de una persona cada una hora en nuestro país, lo que lo constituye en la primera causa de muerte en Chile y en el mayor causante de discapacidad permanente. Por estas razones, en el Día Mundial de Prevención del ACV, es muy importante reconocer sus síntomas y también prevenir los factores de riesgo asociados a esta enfermedad.

Un accidente cerebrovascular ocurre cuando existe una interrupción del flujo sanguíneo hacia una parte del cerebro, lo que impide que éste reciba oxígeno y nutrientes. Durante un ACV, se pierden casi dos millones de neuronas por minuto, las células involucradas mueren rápidamente y las funciones del cuerpo controladas por ellas se pierden.

El Dr. Sergio Aguilera, neurocirujano de Clínica Los Carrera, explica que si bien el ACV puede ocurrir a cualquier persona en cualquier momento, 9 de cada 10 accidentes cerebro vasculares afectan a personas mayores de 45 años. Un método fiable de reconocimiento es la Escala de Cincinnati, una rápida evaluación que mide tres valores y con que sólo uno de ellos sea positivo, indicó el profesional, existe más de un 70% de posibilidades de que esa persona esté sufriendo un ataque cerebro vascular:

  1. Problemas para hablar y comprender: una forma de detectar si se está en presencia de un ataque cerebrovascular es solicitar a la persona que repita una frase sencilla y comprobar si habla raro o arrastra la voz.
  2. Parálisis o entumecimiento repentino del rostro, brazos o piernas. Generalmente, estos se presentan en un solo lado del cuerpo, y para verificar se puede pedir a la persona que levante ambos brazos y observar si uno de ellos se desplaza hacia abajo. En el caso de parálisis facial, se recomienda mirar a la persona a la cara y pedirle que sonría, revisando si un lado parece inclinado.
  3. Dificultad en la movilidad de los brazos. Para corroborar el estado de la coordinación del paciente, pedirle a la persona que cierre los ojos y alce los brazos durante 10 segundos. Si un brazo no se mueve o no existe asimetría, es síntoma de anormalidad.

“Ante estas señales, lo más importante, es mantener la calma y trasladar de inmediato a la persona a un Servicio de Urgencia, y no administrar ningún tipo de medicamento por cuenta propia”, recalcó el especialista, y enfatizó la relevancia de reconocer oportunamente los signos que indican que un paciente está sufriendo un infarto cerebral: “el tiempo es cerebro y mientras más precoz sea el tratamiento, éste permitirá destapar la arteria cerebral ocluída, revirtiendo en muchas ocasiones el daño neurológico causado”, afirmó.

 

El  profesional recalcó la importancia de promover un estilo de vida saludable que se oriente en controlar los factores de riesgo de esta patología, como evitar o tratar la hipertensión arterial, la diabetes, el colesterol alto,  la obesidad o el tabaquismo,  y evitar el sedentarismo practicando deporte regularmente.