Intoxicación con cloro: conozca los síntomas y cómo reaccionar

  • En las últimas semanas, se ha detectado un importante aumento de las intoxicaciones por productos de limpieza, especialmente cloro, las que pueden causar graves daños al organismo. Jefe de Urgencia de Clínica Los Carrera explica qué hacer en caso de accidente.

 

7 de mayo de 2020.- Hace pocos días, el Centro de Información Toxicológica de la Universidad Católica dio a conocer un estudio que reveló un preocupante aumento de las intoxicaciones con productos de limpieza durante marzo.

La llegada del coronavirus a Chile y la consecuente implementación de medidas adicionales de higiene y sanitización, en ocasiones con productos de venta informal, dan ocasión a descuidos y accidentes y están detrás de este incremento.

“El cloro es un elemento usado masivamente para desinfectar superficies y más aún en esta contingencia, pero cuya manipulación debe ser muy cuidadosa. Muchas personas desconocen que, al ser mezclado con otros productos desinfectantes o ácidos como el vinagre, produce un gas tóxico. Lamentablemente, al igual que con otro tipo de desinfectantes o incluso pesticidas, es frecuente que se almacene al alcance de los niños y en envases atractivos para ellos, como de bebidas, con el peligro de que los menores lo ingieran”, explica la doctora Daniela Villarroel, jefa del Servicio de Urgencia de Clínica Los Carrera.

La profesional detalla que la intoxicación por cloro industrial o en una alta concentración puede ser muy grave, causando daños significativos en pulmones y otros órganos. “Cuando una persona se expone al gas de cloro, el primer síntoma será la irritación de las mucosas oculares, la nariz y la garganta, aumentando la molestia hasta llegar a un fuerte dolor. La irritación puede afectar también a las vías respiratorias inferiores, produciendo una tos refleja que puede provocar el vómito y, en casos extremos, edema pulmonar”, advierte.

Incluso, una exposición prolongada en el tiempo a bajas concentraciones de cloro puede provocar una erupción en la piel que se conoce como cloracné. Los principales síntomas de una intoxicación por cloro en alta concentración son inflamación y dolor de garganta, dificultad para respirar, fuerte dolor o ardor en nariz, ojos, oídos, labios o lengua, pérdida de la visión, dolor abdominal fuerte, vómitos, sangre en las heces, irritación y quemaduras en la piel.

En caso de sufrir un accidente relacionado con esta sustancia, la doctora Villarroel advierte que es imprescindible acudir a un servicio de urgencia para evaluar la condición del paciente y brindar tratamiento. “Es importante no provocar el vómito en quien se ha intoxicado; si hubo contacto con la piel o los ojos, enjuagar con abundante agua durante al menos 15 minutos. Si la persona ingirió el químico o lo inhaló, la primera recomendación es rápidamente buscar ayuda médica, especialmente si no se sabe cuál es la cantidad ingerida”.