Estética 

Cuando te sientes bien por dentro se nota por fuera. Trabaja en esa persona que quieres ser. Revisa aquí todos los detalles

Liposucción

La liposucción es un procedimiento quirúrgico que busca remover grasa subcutánea depositada para remodelar el contorno corporal, la cirugía se hace con cánulas que se introducen por pequeñas incisiones en la piel y aspiran estos excesos, dejando mínimas cicatrices.

Una de las verdades de la liposucción es que es una cirugía estética que busca darle formas deseadas al cuerpo, no es una cirugía para bajar de peso, sino más bien para eliminar depósitos grasos que no son posibles de eliminar con dietas o ejercicios. En este sentido, los pacientes ideales para esta cirugía son aquellos que están cercanos a su peso perfecto.
Generalmente, la liposucción se realiza con anestesia local y sedación, aunque puede variar según sean las características propias de cada paciente y del área a tratar.

Sus excelentes resultados y mínimas huellas lo hacen uno de los procedimientos más solicitados.

Este método permite extraer grasa de casi cualquier parte del cuerpo, con el fin de conseguir una figura armoniosa. El abdomen es la zona donde más se realiza, otros sectores más solicitados son:

  • Espalda
  • Contorno de cintura
  • La cara medial de muslos
  • Brazos

La recuperación, es entre 2 a 4 semanas, en el cual se sugiere reposo relativo y compresión, que ayudará a la piel a ajustarse a su nuevo contorno corporal, que deberá llevarse durante unas 4 semanas. Es normal que aparezcan hematomas e inflamación en la zona intervenida que irán desapareciendo paulatinamente. Los masajes de drenaje linfático ayudarán a una completa recuperación después de la liposucción.

Abdominoplastía

La abdominoplastía (o también conocida como lipectomía) es una cirugía que busca seccionar piel y grasa, y permite tensar los músculos abdominales con el fin de conseguir un abdomen más plano, firme y una cintura más pequeña.

Este procedimiento está indicado en aquellas personas con abdómenes abultados y flácidos por constitución corporal, producto de múltiples embarazos o como consecuencia de una baja considerable de peso, presentando abdomen caído tipo “delantal”. El procedimiento consiste en una incisión en el pubis lo que deja una cicatriz en forma de gaviota en la parte baja del abdomen, que puede ocultarse con la ropa interior o el traje de baño, y una cicatriz en el borde del ombligo, que es poco evidente.

Esta cirugía tiene una duración de 2 a 4 horas, debe realizar con anestesia local. El periodo de recuperación es entre dos a cuatro semanas, utilizando una faja elástica y guardando especial cuidado a la cicatriz, para que sea lo menos notoria posible. 

Aumento mamario

El aumento mamario puede tener fines estéticos o reconstructivos, se realiza con prótesis de silicona o solución salina, o con transferencia de grasa.

En cuanto a la indicación estética, se consideran los casos de mujeres con poco desarrollo mamario o con mamas caídas producto de embarazos o bajas de peso importantes. En términos de reconstrucción se indica cuando se busca la simetría en pacientes con mamas de tamaño y forma diferentes o para pacientes que han perdido sus mamas producto de una cirugía para el tratamiento del cáncer de glándula mamaria.

Antes de decidir realizar un aumento mamario en necesario evaluar:

  • Desarrollo mamario: se requiere haber terminado el desarrollo mamario para lograr un excelente resultado.
  • Patologías asociadas: tener controlada patologías que pudieran complicar tanto el procedimiento quirúrgico como su recuperación.
  • Patologías mamarias: se busca descartar cualquier patología activa mediante ecografía mamaria y/o mamografía.
  • Tabaquismo: es necesario haber suspendido el hábito 3 semanas antes del procedimiento.
  • Ingesta de anticoagulantes: se requiere suspender medicamentos que alteren la coagulación (aspirinas, por ejemplo).

 Una mujer que se somete a un implante mamario debe tener control con su médico una vez al año, como parte de su evaluación mamaria de rutina. Los implantes, no tienen una vida útil determinada, sin embargo los fabricantes sugieren que deben ser reemplazados cada 10 años.

Reducción mamaria

Procedimiento quirúrgico para disminuir el tamaño de las mamas, mediante la extirpación de grasa, tejido mamario y piel, haciéndolas más pequeñas, ligeras y firmes. Esta cirugía es habitual realizarla en mujeres de senos grandes y hombres con ginecomastia.

Esa cirugía ayuda a la reducción de dolores y problemas en la espalda, cuello y hombros  debido al peso que las mamas grandes generan, delinear proporcionalmente el torso, mejora la autoestima,- en muchos casos- ayuda a retomar actividades físicas.

La cirugía de reducción de mama generalmente no se recomienda en fumadores, diabéticos o enfermos cardíacos descompensados y obesos. Es necesario tener en cuenta que esta cirugía no genera problemas para dar de mamar y que deja cicatrices las cuales dependen exclusivamente  de factores que son inherentes a cada paciente, lo cual es difícil de predecir. Esto significa que en cirugías en que se obtiene una forma muy satisfactoria, se pueden presentar cicatrices inestéticas. Para evitar que esto ocurra hay que realizar un adecuado y precoz manejo preventivo de la cicatrización patológica, mediante sistemas compresivos.

 

Solicitar Presupuesto

 

CONOCE NUESTRA MISIÓN Y NUESTROS VALORES