Adolescentes pasan 2.400 horas al año utilizando dispositivos electrónicos

Comparte esta noticia en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Durante las últimas semanas, se han presentado diversas conductas agresivas en niños, niñas y adolescentes. La adaptación a la presencialidad no ha sido fácil tras la pandemia, ya que el uso excesivo de televisión, teléfono y tabletas inteligentes, ha generado un deterioro en la salud física y emocional, y grandes dificultades para relacionarse entre pares. La psicóloga de Clínica Los Carrera, María Isabel Ovalle, señala cuáles son los riesgos del mal uso de estos dispositivos y qué hacer ante ello.

Según un estudio realizado por la organización internacional “Parents Together”, un 48% de los niños pasan actualmente más de seis horas diarias en línea, un aumento de casi el 500% en el uso de estos dispositivos en comparación al periodo previo a la crisis sanitaria.

Los teléfonos, tabletas digitales y televisión con internet, han generado un cambio radical en el relacionamiento de las personas con su entorno y el exterior, ya que se puede localizar con facilidad entre los pares, consultar cualquier información, escribir o llamar, por lo que establecer “límites” para evitar el mal uso y problemas a futuro, es muy necesario.

De acuerdo a la psicóloga de Clínica Los Carrera, María Isabel Ovalle, “existen tablas de apoyo indicativas al tiempo de posición de acuerdo a las distintas edades de niños, niñas y adolescentes en relación a las pantallas y su uso. El exceso de horas provoca un deterioro cognitivo según los últimos estudios realizados por el Dr. Michel Desmurget, neurocientífico y director de investigación del Instituto Nacional de Salud de Francia”.

Debido a esto, la salud física y emocional de los NNA cada vez es más preocupante, ya que, al pasar más tiempo en internet, realizan menos actividades al aire libre, reduciendo la calidad del sueño, aumentando los problemas visuales y fomentando los hábitos de alimentación poco saludables. “Problemas a nivel integral como exceso de peso y resistencia a la insulina son algunas de las consecuencias de las pantallas, como también el empobrecimiento del lenguaje, la concentración y la memoria”, aclara Ovalle.

Los aparatos electrónicos les cautivan porque tienen luz, sonido y movimiento, tres elementos que están presentes en cantidades y velocidades que el cerebro del niño no es capaz de clasificar ni ordenar, ya que no tiene experiencia con este tipo de estímulos, por lo tanto, no se convierte en conocimiento.

Otro aspecto que reveló el estudio fue que un 85% de los padres y madres piensa que deberían existir políticas públicas para incluir protecciones para los niños, para evitar acoso sexual y bullying. “Los adolescentes que hacen su vida en torno a esta, es necesario educar, es decir, enseñarles a que ellos sean capaces de autorregularse por sus propios medios, llegar a un tiempo equilibrado, esto con ayuda del adulto hasta que puedan lograrlo de manera autónoma. Es necesario que siempre exista supervisión ya que no se debe olvidar que se les entrega tecnología a niños de muy temprana edad, recordar que ellos son menores de edad”, señala la profesional de Clínica Los Carrera, María Isabel Ovalle.

En este contexto, la Organización Mundial de la Salud señala que los niños menores de dos años no deben ver la televisión, ni jugar con pantallas, mientras que entre los dos y cinco años usen los dispositivos a lo más una hora al día. Sin embargo, los contenidos más consumidos serían Netflix (72%), YouTube (52%) y en relación al uso de celulares, tabletas y computadoras, el 48,2% manifestó que los niños los usan más de 4 horas por día.

Según el Observatorio Elige Vivir Sano, demostró que un 21,1% de niños y niñas de 6 a 12 años pasa más de dos horas diarias frente a estos aparatos electrónicos, mientras que un 39,1% lo hace entre una y dos horas.

Recomendaciones

La especialista entrega las siguientes sugerencias generales para evitar el uso de pantallas en NNA y mejorar la higiene de sueño:

  • Establecer horarios para estudio, ocio y sueño
  • Durante el día, establecer horarios para que los NNA puedan realizar contacto con la naturaleza, disfrutar el aire libre, hacer ejercicio y compartir con amigos
  • Evitar televisión en el dormitorio
  • Favorecer ambientes para tener una buena calidad de sueño
  • En las horas venideras al horario de dormir, procurar higiene de sueño, esto quiere decir, que el ambiente debe ser silencioso, el dormitorio oscuro y sin distractores, además de evitar el uso de celulares y Tablet
  • La higiene de sueño no debería ser posterior a las 20:00 horas en niños y niñas, y 23:00 horas en adolescentes
  • Potenciar la lectura de cuentos, son una especie de inducción hipnótica